Almacenando el aire

Spread the love

 

Es indispensable, en una zona industrial, contar con un recipiente bien dimensionado que guarde el aire del compresor.

Un recipiente de aire es, típicamente, dimensionado de modo que tenga 6 a 10 veces la capacidad de flujo (volumen por unidad de tiempo) del compresor. Entonces, si un compresor tiene un flujo nominal de 25 cmf (pies cúbicos) a 100 psig (presión manométrica), el tanque debe tener la capacidad de volumen de 150 cfm, como mínimo.

En un sistema de aire comprimido, un  tanque provee los siguientes beneficios:

  1. Actúa como depósito de aire comprimido para satisfacer las demandas pico.
  2. Ayudará a remover el agua del sistema, gracias a que permite que el aire, caliente al ser comprimido, se enfríe. El aire, al variar la temperatura, se condensa y se convierte en líquido, por lo que es de suma importancia poder drenarlo del tanque y, por ende, del sistema.
  3. Minimiza los pulsos en el sistema debido a la acción de la compresión de aire en un compresor tipo reciprocante (comprime mediante pistones) y así disminuir las variaciones de presión.

Compresor tipo reciprocante

Así como un depósito de agua provee agua en tiempos de escacez o la almacena en tiempos de abundancia, un depósito de aire compensa las demandas pico del sistema y ayuda a balancear la entrega de aire del compresor con la demanda del sistema.

Hay es que recordar que un compresor debe descansar el mismo tiempo que es usado; es decir, que si el éste estuvo prendido y comprimiendo aire durante 20 minutos seguidos, debe descansar 20 minutos después del trabajo. Esto se logra dimensionando adecuadamente el compresor para el sistema y el tanque para guardar el aire. Un tanque ayuda a que el compresor sólo trabaje cuando deba y no que esté prendido y comprimiendo todo el tiempo, ya que esto acorta rápidamente la vida de los mismos.

Válvula de alivio para aire comprimido y vapor

Los tanques de almacenamiento son requeridos, por ley, que lleven una válvula de alivio y un manómetro. Esta evitará que sea tanto el aire, que la presión almacenada aumente sobre los límites de presión de trabajo máximo del tanque. Abre para liberar el exceso de aire y cierra cando la presión del tanque disminuye a su presión de ajuste. La válvula debe ser ajustada un 10% arriba que la presión más alta del sistema. Por ejemplo, si la presión más alta del sistema es de 100 psig, entonces 100 * 1.1 = 110 psig; la válvula se ajustará para que abra y libere la presión a 110 psig.

Purga automática de condensado

También es importante el instalar una purga de condensado automática para remover el agua del tanque. Al decir automática, nos referimos a que abrirá y dejará salir el condensado de cuando se necesite, sin necesidad de intervención humana. En dado caso que la remoción del agua no sea suficiente, o que las líneas de aire sean muy largas (mientras más larga la línea, más fácil la condensación de aire), tenemos la opción de poner un separador de agua (el cual elimina el 99% del agua) después del tanque, pero colocado justo antes de la máquina que usará el aire de la línea.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *